Paises, banderas y mapas

Paises, Capitales y mucho más

martes, 10 de agosto de 2010

Trinidad y Tobago

Trinidad y Tobago (nombre oficial, Republic of Trinidad and Tobago, República de Trinidad y Tobago), república insular de Sudamérica, integrada en la Commonwealth, que comprende las islas de Trinidad y Tobago y otros islotes situados junto a la costa nororiental de Venezuela. Trinidad se localiza al norte de la desembocadura del río Orinoco y está separada del continente por el golfo de Paria. Tobago se ubica unos 32 km al noreste de Trinidad. La superficie de Trinidad es de unos 4.828 km2; su mayor ciudad es Puerto España, que también es la capital del Estado. La superficie de Tobago es de unos 300 km2; la ciudad más grande es Scarborough. El área total del país es de 5.128 km².

Trinidad está atravesada, de este a oeste, por tres cadenas montañosas; el punto más alto se alcanza en el cerro de Aripo (940 m). La isla sólo tiene un puerto natural, Chaguanas, en la costa occidental, aunque el golfo de Paria es en sí mismo un importante fondeadero. La costa septentrional es rocosa, al igual que la meridional, y la zona oriental está expuesta a un fuerte oleaje. En la zona suroccidental de Trinidad se encuentra el lago Pitch, con una superficie de 42 ha, donde se producen grandes cantidades de asfalto. La isla de Tobago es de origen volcánico y en realidad se trata de una única masa montañosa cuyo punto más elevado alcanza una altura de 550 metros.

Las islas de Trinidad y Tobago mantienen una rica diversidad de flora, fauna y vida marina, incluidos extensos arrecifes de coral. Sus playas constituyen importantes lugares de desove para la tortuga laúd, la mayor especie de reptil del mundo, que migra miles de millas y regresa después para desovar. En las islas hay pluvisilvas tropicales y manglares pantanosos, ambos importantes ecosistemas. Los bosques de Trinidad y Tobago son talados para obtener combustible, construir edificios y exportar su madera. El país sufre la elevada tasa anual del 0,26% (1990–2005) de deforestación. Sin embargo, el 44,1% (2005) de la superficie total sigue cubierta de bosques, y una parte significativa está ocupada por pantanos. La Reserva de Arena, de 1.500 ha, administrada con éxito desde 1927, constituye uno de los pocos ejemplos mundiales de proyecto forestal sostenible. Como ésta, existen muchas reservas forestales, santuarios de aves y otros espacios protegidos en las islas. Toda la isla de Pequeña Tobago, situada frente a la costa nororiental de Tobago, en el mar Caribe, ha sido declarada 'Santuario del Pájaro del Paraíso', debido a que alberga casi 60 especies de aves. En total, el 1,8% (2007) de la superficie nacional está protegida. La industria petrolera de Trinidad y Tobago provoca una polución que amenaza a la flora y fauna del país. Vertidos industriales contaminan los ecosistemas de agua dulce, y la intensa navegación de petroleros alrededor de las islas infecta con aceite las playas. El país tiene una de las más altas tasas de emisión de dióxido de carbono industrial per cápita del mundo a causa de sus refinerías de petróleo y centrales energéticas accionadas por la combustión de petróleo. Asimismo, el crecimiento del turismo ha conducido a un aumento en el vertido de desechos y en la explotación de la costa, dando como resultado la contaminación del litoral, además de la amenaza que supone para los arrecifes de coral de las islas. En 2006, 457.000 turistas visitaron Trinidad y Tobago. El gobierno ha ratificado acuerdos medioambientales internacionales relativos a la biodiversidad, el cambio climático, las especies en peligro de extinción, los vertidos peligrosos, el derecho marítimo, la conservación de la vida marina, la prohibición de ensayos nucleares, la protección de la capa de ozono, la madera tropical y los humedales.

La población de Trinidad y Tobago era de 1.047.366 habitantes según estimaciones para 2008. La densidad de población era de 204 hab/km². Puerto España, la capital y ciudad más importante, tenía en 2003 una población estimada de 55.000 habitantes. Otras ciudades importantes son San Fernando (55.784 habitantes) y Arima (24.600 habitantes).

La población de las islas se divide casi equitativamente entre los habitantes de descendencia africana (43%) y los de origen asiático (40%), especialmente del subcontinente indio. Otros grupos significativos los constituyen los ciudadanos de descendencia china, europea occidental y de Oriente Próximo. La lengua más hablada es el inglés, aunque también se usa el español, el hindi y el francés patois.
Alrededor del 60% de la población es cristiana, con los católicos como grupo más numeroso, seguidos de la comunidad anglicana; hindúes (25%) y musulmanes (6%) constituyen los grupos no cristianos más importantes.
La educación es gratuita y obligatoria entre los 6 y los 12 años. En el curso 2000, 155.360 alumnos asistían a escuelas primarias, y unos 100.000 a centros de secundaria; ambos niveles educativos contaban con subvenciones del gobierno. La educación superior se distribuye entre escuelas de magisterio, institutos técnicos y la Universidad de las Indias Occidentales, que cuenta con facultades de Arte, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales, Educación, Agricultura, Medicina e Ingeniería en el campus de Trinidad-Tobago (1960), en Saint Augustine, localizado en la isla de Trinidad.
La economía de Trinidad y Tobago está basada en la producción y refino de petróleo; en 2004, la producción de crudo fue de 49.259.441 barriles; el país también cuenta con depósitos de gas natural. La producción de asfalto es de unas 26.000 t anuales. Hay también carbón, hierro, yeso y grafito, pero en cantidades muy pequeñas como para ser económicamente importantes.
Las industrias más destacadas son las de alimentos procesados, productos derivados del tabaco, ron, petróleo y fertilizantes. Otras actividades desarrolladas de forma considerable desde la década de 1980 son las siderurgia, la petroquímica, y la fabricación de equipos electrónicos.
La agricultura engloba al 7% de la mano de obra; el cultivo más importante con fines comerciales es el de la caña de azúcar, aunque también se cultiva cacao, coco, cítricos, judías tipo tonka, verduras, y café. Los productos principales de Tobago son cacao, copra, coco, ganado, aves de corral y lima. Dentro de la economía tiene gran importancia el turismo, que es, por otro lado, la principal fuente de divisas.
El producto interior bruto en 2006 fue estimado en 18.136 millones de dólares, lo que suponía una renta per cápita de 13.652,40 dólares (según datos del Banco Mundial). El país exporta petróleo en crudo y refinado, productos que constituyen el 70% de las exportaciones anuales; también se exportan productos químicos, hierro y acero, azúcar, cacao, judías (frijoles) y ron. El petróleo en crudo se importa para su refino. En 2003, las exportaciones anuales se estimaron en unos 5.241 millones de dólares, y las importaciones en 3.942 millones de dólares. La unidad monetaria es el dólar de Trinidad y Tobago, dividido en 100 centavos (6,30 dólares de Trinidad y Tobago equivalían en 2006 a un dólar estadounidense).
De acuerdo con la Constitución de 1976, Trinidad y Tobago es una república. La Constitución dota al país de un presidente y un órgano legislativo bicameral, formado por el Senado y la Cámara de Representantes. El presidente es elegido por un colegio electoral compuesto por miembros de ambas cámaras legislativas. El poder ejecutivo reside en el gobierno, a cuyo frente se encuentra un primer ministro. La Cámara de Representantes está integrada por 36 miembros elegidos popularmente para un periodo de cinco años. Los 31 miembros del Senado son nombrados por el presidente. En 1980 el país contó ya con su propia asamblea legislativa.

El 31 de julio de 1498 Cristóbal Colón llegó a Trinidad durante su tercer viaje al Nuevo Mundo. En esa época, la isla estaba poblada por los igneri (un pueblo pacífico del grupo de los arawak y que desarrollaba una agricultura primitiva) y por los agresivos caribes que disponían de un bajo desarrollo cultural.
Más tarde España colonizó la isla y en 1532 nombró un gobernador. La población indígena desapareció prácticamente a causa del duro trabajo, de la transmisión de enfermedades y de la emigración al continente, tras lo cual la colonia se vio en la necesidad de acoger a africanos procedentes de otras islas. A lo largo del siglo XVII, la isla sufrió las incursiones de holandeses y franceses. Durante el periodo revolucionario en Francia, muchas familias francesas llegaron a Trinidad desde Haití y otras islas de las Indias Occidentales. En febrero de 1797, Trinidad fue ocupada por los británicos, y en 1802 mediante la firma del Tratado de Amiens, fue formalmente traspasada a Gran Bretaña. La esclavitud fue abolida en 1833, y entre 1845 y 1917 los británicos deportaron a la isla de Trinidad a más de 150.000 musulmanes e indios para sustituir a los esclavos de las plantaciones.
Tobago, habitada por los caribes, fue también divisada por Colón en 1498. Estuvo ocupada en etapas sucesivas por españoles, británicos, holandeses y franceses hasta 1814, cuando Francia tuvo que ceder la isla a los británicos al final de las Guerras Napoleónicas. Tobago formó parte de la colonia de las islas Windward (o de Barlovento) hasta 1889, cuando fue asociada a Trinidad.
Trinidad y Tobago formaron parte de la Federación de las Indias Occidentales desde el 22 de abril de 1958, hasta el 31 de mayo de 1962. El 31 de agosto de ese mismo año, ambas islas se constituyeron en estado independiente dentro de la Commomwealth. En 1967 entraron a formar parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) y en 1968 junto con otros estados caribeños de habla inglesa, formaron la Zona de Libre Comercio Caribeño, reemplazado en 1973 por el Mercado Común Caribeño (véase Comunidad del Caribe).
El Movimiento Nacional Popular estuvo en el poder desde la independencia del país (1962) hasta 1986, siendo apoyado por las comunidades negras urbanas y el empresariado. El primer ministro Eric Williams fue su máximo dirigente desde 1962 hasta 1981. A principios de la década de 1970, el país padeció una aguda crisis económica y social que generó serios disturbios raciales provocando varias muertes e innumerables daños; la situación se complicó posteriormente por una insurrección de parte del Ejército y se declaró el estado de emergencia. En vista de los acontecimientos, el primer ministro Williams anunció el rápido nombramiento de una Comisión sobre la Discriminación Racial que comenzaría sus audiencias en cuanto fuera restaurado el orden. El estado de emergencia, que estuvo vigente a lo largo de 1971, terminó en junio de 1972.
Durante 1973 los ingresos por la venta de petróleo aumentaron de forma considerable, y el país se convirtió en el tercer exportador de crudo del hemisferio occidental, a pesar de lo cual, a principios de 1975 la tasa de desempleo era superior al 17% y la inflación se elevaba al 23%. En marzo y abril de ese mismo año, las huelgas laborales en las industrias del petróleo y del azúcar, y los paros solidarios de los trabajadores de los sectores del transporte y eléctrico, paralizaron la economía, lo cual supuso unas pérdidas aproximadas de 200 millones de dólares y repercutió de forma negativa en la imagen del primer ministro Williams. La inflación se moderó algo a lo largo del año siguiente, aunque el desempleo se mantenía en niveles muy altos. Williams continuó en el poder después de las elecciones de septiembre de 1976 bajo una nueva Constitución que convirtió al país en una república dentro de la Commomwealth. La situación interna continuó siendo tensa, y en 1980 se produjeron nuevas revueltas sociales. Tras la muerte de Williams, en 1981, George Chambers (ministro de Agricultura) fue elegido primer ministro y máximo dirigente del Movimiento Nacional Popular (MNP).
En las elecciones de 1986 la Alianza Nacional para la Reconstrucción (ANR) obtuvo 33 de los 36 escaños de la Cámara de Representantes, y Arthur Napoleon Robinson fue nombrado primer ministro. En julio de 1990 más de 100 activistas musulmanes volaron el cuartel general de la policía ocupando el edificio del parlamento, tras lo cual y en un abortado intento de golpe de Estado, tomaron a Robinson y a otros funcionarios del gobierno como rehenes durante varios días. Después de la victoria del Movimiento Nacional Popular (MNP) en las elecciones de diciembre de 1991, Patrick Manning fue nombrado primer ministro. En 1992 fueron liberados los dirigentes musulmanes que habían protagonizado el golpe de Estado el año anterior. El establecimiento de una dura política de ajuste económico provocó tensiones sociales en 1993, pero la entrada de capital extranjero en 1994 permitió aliviar la situación.
En las elecciones legislativas de noviembre de 1995 el MNP y el Congreso Nacional Unido (CNU) obtuvieron cada uno de ellos 17 escaños. El CNU optó por formar una coalición de gobierno con la ANR, que había logrado tan sólo dos actas de diputado. El dirigente del CNU, Basdeo Panday, se convirtió de este modo en el primer ministro; este hecho era insólito, pues por vez primera un ciudadano descendiente de indios fue nombrado para dirigir los destinos del país caribeño. El factor étnico tuvo gran relevancia en los comicios, pues el CNU recibió gran parte de su apoyo de los campesinos trinitarios originarios del subcontinente indio, en tanto que el MNP fue votado de manera mayoritaria por los habitantes de las ciudades, descendientes de africanos. Una vez investido, Panday luchó por eliminar los temores que habían surgido entre la población afroamericana según los cuales sus condiciones de vida empeorarían y las oportunidades de empleo de esta comunidad se reducirían, en tanto que mejorarían las de los indo-trinitarios. El primer ministro prometió promulgar en 1996 una Ley de Relaciones Raciales que eliminaría la discriminación de tipo racial o étnica.
En los comicios generales celebrados el 11 de diciembre de 2000, el CNU obtuvo 19 escaños (por 16 del MNP y 1 de la ANR), mayoría parlamentaria que permitió renovar mandato a Panday como primer ministro. Sin embargo, Arthur Napoleon Robinson, presidente del país desde 1997, dudó a la hora de encargarle la formación de gobierno por aspectos técnicos, e inicialmente rechazó recibir juramento a aquellos miembros del nuevo gabinete que habían perdido sus escaños en las urnas, alegando que tales nombramientos no serían democráticos. La incertidumbre y controversias generadas por estas decisiones presidenciales agudizaron las divisiones existentes en Trinidad y Tobago, donde las fidelidades políticas seguían estando ampliamente identificadas con cuestiones étnicas. Este panorama volvió a hacerse palpable en las elecciones legislativas del 10 de diciembre de 2001, en las que el CNU y el MNP ganaron 18 escaños cada uno en la Cámara de Representantes. Tras estos resultados, el presidente Robinson nombró primer ministro a Patrick Manning, el cual sustituyó a Panday en el cargo y se mantuvo en el mismo después de los comicios que tuvieron lugar el 7 de octubre de 2002 y que otorgaron 20 diputados al MNP y 16 al CNU. En marzo del año siguiente, George Maxwell Richards, miembro del MNP, sucedió a Robinson en la presidencia.

Noticias de España

Loading...